Tierra de Caballos y Ganado

En esta tierra los hatos son la cuna del ganado y de las bestias. Por tradición es allí donde los llaneros adquieren sus cualidades de jinete y se hacen diestros en su manejo. Las Caballiciadas y el Trabajo de Llano que en hatos como Santana se realizan, son la mejor escuela del hombre de a caballo y es aquí donde los conocimientos han pasado de generación en generación desde hace más de cuatrocientos años.

Reserva una estadía en el HATO SANTANA!
0
Años de historia
0
Caballos salvajes
0
Especies de aves
0
Chigüiros.

Los hatos son así, más que una empresa ganadera, una institución social que gesta y recrea la identidad de la gente de a caballo. Conocer esta cultura es evidenciar uno de los grupos humanos que en el mundo se sumó a esa gran experiencia que le dio el caballo al ser humano. Constatar, para el asombro de muchos, que en pleno siglo XXI todavía existe y sobrevive. Permitirse volver a sentir esa grandeza de ser un centauro; a soñar con tener ese horizonte abierto donde barajustar el alma, a anhelar ese lomo, esa silla y ese estribo donde aun es posible abrirse paso en esta tierra.

Es aquí donde la vida se hace con el horizonte en el pie. El estribo es el suelo del llanero.

Cientos de caballos salvajes regados por las sabanas del hato Santana son recogidos dos veces al año. Los llaneros, con su destreza, separan los potros que empezarán a ser amansados y estos reciben la silla por primera vez. Brincan, salen desbarajustados y el mejor llanero será aquel que logré mantenerse encima de su lomo, sin perder el sombrero y sin dejarse caer al suelo. Pronto los potros aprenderán las labores dentro del quehacer ganadero, pronto también se convertirán en el sillonero de algún llanero y el compañero de vida de un jinete.

Video Promocional del documental “De a Caballo” realizado por Hay-Doc filmado en el Hato Santana.

Muchas razones para visitarnos

Avada Admin

Trabajo de Llano

Santana posee en sus sabanas aproximadamente 30 rodeos de ganado a lo largo y ancho de sus sabanas. En mayo y en noviembre casi cuarenta llaneros se reúnen en el hato para llevar a los corrales la mayor cantidad posible de cabezas y así poderlo contar, marcar y apartar lo que se va a vender.

Serán alrededor de 30 días de trabajo levantándose a las 4:00 am, ensillando su caballo y saliendo a la sabana por más de ocho horas. Sin lugar a dudas es un trabajo duro, pero para el hombre de esta tierra es un gusto, un orgullo y un anhelo poderlo lograr.

Avada Admin

Caballianzas

El hato cuenta con 600 bestias de cría pastando libremente en su sabana y conformando hatajos. Solo dos veces al año, estas son recogidas para herrar los potros, balonar yeguas y apartar los potrones que por su edad ya deberán empezar a ser domados para incorporarse al trabajo ganadero. Esta es una práctica centenaria del hato y sus llaneros a través de la cual se hace posible convertir un caballo libre en un caballo de silla, es decir en un caballo domesticado, entrenado, querido y valorado por una cultura que encima de él vive e interpreta su universo.

Avada Admin

El llanero

Venidos el río Cravo, del pueblo de San Luis de Palenque y Orocué, de la costa del caño Tujua o las sabanas del Pirichigua, ellos llegan al hato a caballiciar y a trabajar Llano. En sus manos, sus ojos, sus piernas y en su anhelo está el reto de poderlo lograr. No será una tarea fácil pues aquí las inmensas distancias sin cercas permiten que los animales recorran a su antojo grandes extensiones. Pero estos llaneros, ya diestros en sus caballos, baquianos del territorio y curtidos de carreras levantando polvo y cortando el viento, lo ejecutarán con gusto y maestría.

Avada Admin

La mujer Llanera

Esta tierra no solo está construida por llaneros, también está hecha de llaneras. Por aquellas mujeres que desde el fundo, el patio, la casa, el oficio, el cariño y la constancia construyen esa otra mitad de la cultura ganadera.

Sin ellas esta tierra sería otra. ¿Cuántos momentos, cuántos colores, cuántos sabores, cuántos lugares, palabras y silencios le ha regalado la mujer a esta tierra?

Avada Admin

Fauna/Flora

Una manada de venados hace parte del horizonte en cada atardecer, el canto del alcaraván anuncia constantemente en los fundos que han llegado al paradero zorros o marranos salvajes, mientras en los caminos polvorientos los morrocoyes sin prisa siguen su propio trasegar.

Babillas, galápagas y chuigüiros de tarde en tarde visten los barrancos de los caños, y allá a lo lejos los araguatos no se quieren silenciar. Cada ave le regala un poco de color al cielo mientras llega la noche clarita dejando ver arriba ese otro mundo sin final.

Avada Admin

Sabanas

Formadas durante el Pleistoceno, estos espacios naturales han sido poco intervenidos por la acción de los grupos humano que las han usado. La ganadería extensiva ha permitido la conservación de fauna y flora del lugar, y hoy por hoy es un resguardo de vida y biodiversidad indudable.

Para el llanero estas son su espacio vital, su fuente de vida y pensamiento. Las conoce en invierno y en verano. Sabe cómo aprovechar sus distintos pastos y suelos. Es diestro en el uso de agua de sus esteros, caños, tapas y jagüeyes. Es baquiano de sus caminos siempre abiertos.

Avada Admin

Artesanías

El hato es también un taller artesanal y el llanero en un artesano. Artesano que aprende por ejemplo que el ganado además de servirle de comida, posee un cuero con el cual se hacen rejos, riendas, tapaojos, sueltas, bozales, y campechanas. Los cachos del ganado son convertidos en recipientes para tomar agua, mientras que a través del un sebo se pueden hacer velas para iluminar los espacios. De la crin del caballo se hacen cabrestos, fiadores, riendas. En el monte y la sabana se busca el material para hacer totumas, mandadores, curiaras, garabatos, botalones, etc.

Avada Admin

Música

Recordando las palabras de un compositor e historiador del Llano llamado Cachi Ortegón: El joropo es la gran construcción cultural de los llaneros. Así como también lo es la ganadería. El joropo es su lenguaje, su oración. Es lo que los une, los unifica, les duele. En él están sus sensaciones y sentimientos. Por eso mismo los compositores son quienes han escrito la biografía de esta tierra, son los grandes historiadores del Llano. Aquí se podría reconstruir la vida  a punta de canciones y al Llano a punta de joropo.

Avada Admin

Arquitectura

Generación tras generación el llanero ha establecido con su naturaleza una estrecha relación. De aquí ha surgido un conocimiento profundo que se manifiesta en diferentes aspectos de su vida como su arquitectura tradicional.

Las casas son muchas veces empalmadas con las hojas de la Palma Real. La madera de viento sacada de árboles como el Majagüillo. Las columnas de las caballerizas labradas a partir de árboles de corazón como el Aceite y el Algarrobo. Los bejucos de algunas matas de monte, utilizados a modo de correas para amarrar los tirantes del empalmado de diversas estructuras.

Las anteriores son solo agunas de las razones para visitar el Hato Santana

  • Somos Reserva natural de la sociedad civil.

  • Miles de hectáreas de sabana natural sin cerca

  • Hábitat reciente de jaguares y leones.

  • Hatajos de caballos en libertad

  • Ganado y caballos salvajes

  • Perros de agua y araguatos en los caños

  • Esteros y caños naturales donde viven babillas, güios, caribes y tembladores

  • Decenas de rodeos llegando a los corrales del hato

  • Territorio auténtico de los grandes jinetes de la Orinoquía

  • 500 años de historia ganadera

  • Hábitat en procesos de certificación AICA

  • Ejemplo de conservación y biodiversidad a través de la ganadería extensiva

  • Caballiciadas donde cientos de caballos libres son llevados dos veces al año a los corrales

  • Monta auténtica de potros cerreros

  • Presencia de uno de los pocos grupos de culturas de jinetes que le quedan al planeta

  • Manadas de venados recorriendo la sabana

  • Censo de 15.000 chigüiros

  • Miles de hectáreas sin carreteras donde el único medio de transporte es el caballo

  • Marranos salvajes osando entre sus bajos

Reserva tu experiencia!

El caballo llega a América y hace gente. Hace gauchos, cowboys, charros, huasos, arrieros, chagras, pantaneiros, paniolos, buckaros, vaqueiros, llaneros, que florecen dentro de contextos ganaderos como culturas de jinetes en Sur, Centro y Norte América. Cada una dentro de ritmos y paisajes particulares pero compartido ese orgullo de ser gente que trabaja, vive y sueña no de a pie, sino de a caballo.

Avada Admin

Todas las edades disfrutan el Hato Santana

Paisajes

Disfruta un atardecer con amigos

Galopa!

Galopa sobre el horizonte.

“Esta es la mejor experiencia de mi vida”

Santana es un lugar muy importante porque representa el amor por los animales y el cariño. Yo creo que el llanero es un guerrero pero de la naturaleza.
Sarai Reyes

Unete a más de 400 años de historia

Acompaña las maracas y el cuatro. Reserva HOY!